La política europea marca el escenario político de cara al 20-D

VoteWatch Europe has been quoted by La Vanguardia

12 December 2015

Mónica Faro

Bruselas 12 dic (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) ha sido un escenario clave para tejer la imagen política de los partidos emergentes en España, en el que ha quedado reflejada la actividad de cada diputado pero también las afinidades y divergencias entre grupos políticos que se posicionan ante las elecciones del 20-D.

La conexión entre política europea y española y el recorrido de los líderes y grupos en el Parlamento Europeo (PE) desde las pasadas elecciones, cuando Podemos y Ciudadanos entraron con fuerza en el panorama político nacional, es el objeto de un estudio de la organización Vote Watch Europe, que mide los votos en la Eurocámara.

El estudio analiza las posiciones de las delegaciones españolas en el PE (PP, PSOE, Podemos, Izquierda Unida, UPyD y Ciudadanos) en un total de veinte informes de los temas más relevantes de la agenda de este año y medio, desde Unión Económica y Monetaria, Políticas Fiscales, Presupuesto o el tratado comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos.

También otros asuntos como la clonación animal, las cuotas de refugiados, el reconocimiento del Estado Palestino o el aborto.

Los votos revelan una afinidad del 75 % entre PP y PSOE, un 82 % entre PP y Ciudadanos, un 57 % entre Podemos y PSOE, un 88 % entre IU y Podemos y un 91 % entre Ciudadanos y UPyD.

Según estos datos, “las posiciones del PSOE están mucho más cerca de las del PP, que de Podemos. El único socio posible para Podemos parece Izquierda Unida, aunque después de lo que ha ocurrido en Portugal, los grandes grupos no pueden ignorar a este partido”, afirma en una entrevista con Efe el director de Vote Watch Europe, Doru Frantescu.

El estudio refleja también una conexión del 84 % entre Ciudadanos y PSOE, aunque “la fotografía va más allá de los números”, según el analista político.

Mientras Ciudadanos y PSOE coinciden en la mayoría de asuntos relacionados con libertades civiles y medio ambiente, el posicionamiento es muy distinto en cuanto a políticas económicas: el PSOE, por ejemplo, se opone a una disciplina presupuestaria estricta mientras Ciudadanos promueve un déficit público equilibrado y aboga por recortar las cargas administrativas a las empresas y favorecer la competitividad.

“Estas ideas son fundamentalmente opuestas y no pueden aplicarse al mismo tiempo. Las políticas económicas son un asunto clave en estos días en España y en Europa y probablemente lo que pueda dar pie o romper una coalición”, remarca Frantescu.

En este sentido, el estudio apunta a un pacto probable entre Ciudadanos y PP, en caso de que ningún partido obtenga mayoría para gobernar.

Por otro lado, Podemos “se encuentra más aislado, ya que sus posiciones son demasiado de izquierdas para encontrar un aliado en los grandes partidos”.

En cuanto a la influencia de los partidos en la Eurocámara, “PP y PSOE son, de lejos, los conductores de los intereses de España en Europa”, aunque Ciudadanos y Podemos “juegan cada vez un papel más importante y son ahora delegaciones muy influyentes desde grupos más pequeños”, explica.

El escenario político español y el europeo son muy distintos, y una prueba es cómo se distribuyen los grupos en la Eurocámara, donde, por ejemplo, Podemos e IU están unidos en la Izquierda Unitaria Europea, y UPyD y Ciudadanos forman parte del mismo grupo, la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa.

Sin embargo, existe una fuerte conexión entre política europea y nacional en un contexto en el que el Parlamento Europeo ha sido, de algún modo, antesala de la campaña electoral española.

De hecho, varios eurodiputados han dejado su escaño para participar en la campaña de las generales, entre ellos el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha sido uno de los parlamentarios españoles con más iniciativa, en concreto el que más preguntas ha tramitado, según la clasificación de “Mep Ranking”.

También concurrirá a las elecciones generales, por Ciudadanos, Fernando Maura, elegido en la lista de UPyD en 2014 y expulsado del partido, y que renunció a su escaño en noviembre.

“La política europea tiene un impacto en la nacional y viceversa, porque los políticos son los mismos, o pertenecen a los mismos partidos. Por eso es necesario que el público esté informado sobre lo que deciden sus representantes electos en Bruselas y en Estrasburgo”, concluye Frantescu.

España es la quinta delegación más numerosa en el PE, del total de veintiocho, con 54 eurodiputados, liderados por los grandes grupos, con 17 del PP y 14 del PSOE.

Les siguen los 5 de Podemos, 4 de Izquierda Unida, uno, respectivamente, por Bildu y Alternativa Galega (todos ellos en la Izquierda Unitaria Europea) y, en el grupo de los liberales, 3 de UPyD, 2 de Ciudadanos y otros tres repartidos en Convergencia Democràtica de Catalunya, PNV y un diputado independiente. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*